sábado, 18 de abril de 2015

Limpia y desintoxica tu cara con aceite

¡Feliz día, mis amores!

El día de hoy les quiero contar un poco sobre un tratamiento que he estado utilizando desde hace dos semanas aproximadamente y que me parece mágico.



Desde hace varios meses (casi un año) he estado escuchando, leyendo, investigando y viendo videos de Youtube (por supuesto) sobre las limpiezas faciales profundas con aceites y de cómo ayudan tanto a la piel seca como a la grasa. El chiste está en que si tienes la piel seca los aceites ayudan a hidratarla y si, en cambio, tienes la piel grasa los aceites ayudan a evitar que tu piel produzca un exceso de grasa. Todo depende de cómo los mezcles y asegúrate que son aceite puro y que no están mezclados con otros productos.

En este caso les voy a comentar sobre una mezcla que hice con aceite de ricino (castor oil) y aceite de oliva para piel tanto grasa como seca. Primero que nada quiero mencionar los beneficios de estos dos aceites:

Aceite de oliva:

  • Hidratante natural
  • Repara los tejidos dañados
  • Aporta vitaminas
  • Previene el envejecimiento
  • Propiedades antioxidantes

Aceite de ricino:

  • Astringente natural (sin resecar la piel)
  • Propiedades eficaces contra el acné y las manchas de la piel
  • Estimula la producción de colágeno
  • Disminuye las ojeras
En fin, las propiedades beneficiosas de estos aceites son innumerables. Ahora la receta:

Piel seca: Mezcla dos cucharadas de aceite de oliva y una de aceite de ricino
Piel grasa: Mezcla una cucharada de aceite de oliva y dos de aceite de ricino

Las proporciones son solo referenciales, si sientes el rostro un poco seco luego de los primeros usos prueba agregar más aceite de oliva a la mezcla. Si en cambio la sientes demasiado grasa agrega un poquito más de aceite de ricino.

Ahora, para aplicarlo tomarás aproximadamente media cucharadita y la calentarás entre las palmas de tus manos, a continuación lo aplicarás en el rostro dando masajes circulares hasta que lo distribuyas equitativamente. A mi me gusta hacerlo luego de desmaquillarme. Lo que harás luego es tomar una toalla pequeña y mojarla con agua tibia/caliente (OJO no te vayas a quemar), le quitas el exceso y la colocas sobre todo tu rostro, la idea es que el calorcito abra tus poros, ayude a que el aceite se absorba y que los poros se limpien. Puedes presionar suavemente. Y, finalmente, en lo que la toalla se enfríe la utilizarás para remover el exceso de aceite que pueda haber quedado en tu rostro. ¡Eso es todo!

Es posible que los primeros días te salgan granitos, barritos, espinillas y puntos negros, esto es porque tu piel está expulsando toda la grasa y suciedad acumulada en los poros.

Con el uso constante vas a notar que tu piel está mucho más limpia, hidratada, que las arrugas se disimulan mejor, que el maquillaje se aplica mejor y que simplemente luce más saludable.

Un dato que les tengo es que prueben variar la cantidad de veces a la semana que lo hacen ya que yo con la piel seca estuve haciéndolo todas las noches durante una semana y empecé a notar mi rostro un poco grasoso. Ahora lo hago un día sí y uno no y es lo ideal para mí. Mi roommate tiene la piel grasa, lo hace todas las noches y para ella ha funcionado perfecto, de hecho la piel ya no se le pone tan brillante en el día.

Esa mezcla de tres cucharadas de aceite me duraron un poco más de dos semanas, solo recuerden utilizar un contenedor con tapa y de preferencia de vidrio.

De verdad es MAGIA, me parece maravilloso y les recomiendo que se atrevan a probarlo.

Un beso, saludos.